Dirección

Calle del Doctor Castelo, 22, Madrid, España

Teléfono

91 574 00 15

Localización
Descripción

Esta taberna lleva en el Barrio de Retiro, junto a la calle Narváez, desde 1929. Sus comienzos fueron como almacén  y expendeduría de vinos de Métrida,  hasta que en 1989, se transforma en taberna  restaurante, situando sus comedores en lo que era el almacén y la trastienda.

 

Han mantenido la singularidad de las tabernas madrileñas, sus puertas pintadas en rojo, la barra original con su mostrador de estaño, sus grifos antiguos y su sistema de enfriamiento de la cerveza y el vermut.  Se enfrían a través de un serpentín de estaño, que se llena de hielo y se ataca debidamente y que al pasar la cerveza  por el serpentín, toma la temperatura adecuada y la verdad es que saben a gloria.

 

Además en la barra tienen una gran oferta de pinchos, que te llaman la atención por su vista y que acompañan perfectamente a la cervecita y que es parada obligada antes de entrar al comedor. Recomiendo las gambas de Garrucha y las anchoas del Cantábrico.

 

Su propietario es José Luís Román, un profesional de la hostelería de siempre, ahora acompañado por sus hijos Pablo y Rodrigo.

 

La decoración es  sencilla y prima el buen gusto. El comedor tiene sus paredes pintadas en dos colores, la parte inferior en granate y la superior en tonos claros, donde están colocados cuadros, espejos y unas hornacinas con platos y objetos decorativos.

No disponible
El horario de apertura para hoy no está disponible
  • Lunes

    Abierto 24 horas

  • Martes

    N/A

  • Miércoles

    N/A

  • Jueves

    N/A

  • Viernes

    N/A

  • Sábado

    N/A

  • Domingo

    N/A

  • octubre 19, 2019 7:50 pm local time

Nuestra carta

Su cocina es de mercado, con un toque de autor. Se puede empezar con algunos platos para compartir: como unas almejas a la marinera, croquetas de marisco, ensalada de ventresca, habitas con trigueros y huevos, garbanzos salteados con langostinos, chipirones encebollaos, ensalada de rape, callos con garbanzos y alguno más.

 

De pescado su oferta es  amplia, suelen tener siete u ocho que varían según  mercado, si bien, la merluza al aceite de oliva, el rodaballo a la plancha, la merluza a la bilbaína, el rape con boletus y los chipirones encebollados, no suelen faltar.

Para los amantes del pescaito frito, recomiendo si lo hay, la fritura de galanes o loritos, un pescado aplanado de color rojo, parecido al salmonete, que se pesca de bajura en la costa almeriense.

 

De carnes, el solomillo al oloroso con foie, las chuletillas de cordero y el rabo de toro.

 

De postre, el sorbete de hierbabuena, tarta fina de manzana y arroz con leche de coco y mango.

 

La bodega está muy bien surtida, con más de 130 referencias: entre otros, tintos de Martinez la Cuesta de Rioja y Viña Pedrosa de la Ribera del Duero; blancos de Rueda y Finca la Estacada y un rosado de Cigales

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • chat
    Añade una opinión
    keyboard_arrow_up