Dirección

Calle de Padilla, 54, Madrid, España

Teléfono

914019408

Localización
Descripción

Esta taberna se inauguró en 1998 ocupando un pequeño local del número 54 de la calle Padilla, en el barrio de Salamanca. Tras un periodo de guerra vecinal, se trasladan al local derecho de la misma finca, más espacioso y  donde continúan en la actualidad.

 

Su propietario fue Jaime Rivero, que llevó las riendas hasta 2009, que decide que es hora de dejar la primera línea y les cede la responsabilidad, a sus hijos Cecilio, Jaime y Mónica, que son los que lo llevan en la actualidad.

 

El local tiene forma de ELE. La puerta de entrada comunica a su derecha con  una barra de madera y azulejos, que hace las veces de sala de espera y donde la puedes acompañar con una cañita o un vinito, para que se haga más corta.

 

La decoración es muy sencilla, tipo “tabernas ilustrada.” Lo poco que se ve de sus paredes, porque están repletas de cuadros, fotografías de personajes conocidos que han pasado por allí y escenas del viejo Madrid, están pintadas en tono ocre. La parte inferior es de madera, rematada con un friso de azulejos, en su parte superior. En una columna de la entrada un hermoso cartelón en azul, define los ingredientes del cocido, en prosa castiza. Frente a él, los diplomas ganados en los diferentes certámenes y los concedidos por las distintas Organizaciones, que se dedican a tomar y puntuar, este manjar, en diferentes establecimientos.

 

Como ellos dicen, el alma mater, sigue siendo la señora Carola, que dio nombre al restaurante. Carola murió y hoy la sustituye Mónica y su equipo, que es el encargado de continuar con la labor de la señora Carola.

Nuestra carta

La especialidad y plato único, es el cocido madrileño, que se sirve a tres vuelcos, primero la sopa, después los garbanzos y por último la carne, acompañadas de las guindillitas y cebollas en vinagre.

 

Cuidan mucho la materia prima para que el resultado final, sea de 10 o muy próximo a él.

 

Las carnes proceden de Galicia, los chorizos y morcillas son de León y los garbanzos son de producción propio, los cultivan en Cabañas de Polendo, un pueblo de la provincia de Segovia, en su finca familiar.

 

Abren todos los días de la semana, solo a mediodía y en verano del 15 de junio al 15 de septiembre, cierran.

 

El cocido tiene un precio de 29 € por persona, e incluye:

 

Copa de Cava de bienvenida.

Croqueta de cocido, de las de toda la vida.

Postre, café y chupito.

Babero.

En este precio, no está incluido el vino. Dispone de una bodega muy digna, con más de cincuenta referencias de las más conocidas Denominaciones de Origen.

 

La D.O Madrid, tiene 10 referencias, con buenos vinos de Colmenar de Oreja y otras zonas de la Comunidad.

 

Al término de la comida, se puede jugar al mus.

 

 

mood_bad
  • Aún no hay comentarios
  • chat
    Añade una opinión
    keyboard_arrow_up