La Gastrotaberna - La Guía Miguelín -->

La Gastrotaberna

Este templo gastronómico está situado al final de Pinar de Chamartín, muy cerca de Arturo Soria. Se inauguró en el año 1.900 y sus propietarios son Michele de Vita y su mujer Cristina.

Michele se encarga de la cocina y se define como un cocinero emocional, cocina por placer y no por profesión aunque este hobby le ayuda a vivir. Lo compagina como asesor gastronómico de empresas y de restaurantes, en Barcelona y Madrid.

La decoración es muy sencilla, contrastan el tono blanco de sus paredes con el mobiliario oscuro de mesas y sillas, creándose un ambiente cálido y confortable, donde uno se siente muy agusto.

Su cocina es de mercado, no tiene carta, todos los días compra en el mercado lo mejor y en base a ello, prepara los platos del día. Esto no quiere decir que no tenga algún plato fijo, algunas de sus especialidades son: la ensaladilla soviética con chips caseras, el wok de verduras ecológicas al cajún, las croquetas de ibéricos, los pimientos de piquillo, la butifarra casera, los huevos con foie, y el pollo de corral con especies chinas y cerveza de trigo.

Dentro de sus creaciones destaca el cocido madrileño, lo suele preparar los viernes pero la gran demanda le está obligando a hacerlo dos días más a la semana. Es un cocido hecho con cariño y tiempo, ya que suele empezar a las seis de la mañana para cocinarlo lentamente. Lo sirve a tres vuelcos:

  • La sopa, presentada en una cazuela de barro, contundente en sabor y con unos fideos tostaditos.                                                                                                                                                                                 
    Sopa de cocido
  • Los garbanzos de Pedrosillo, un garbanzo que se deshace en la boca, acompañado de patatas, zanahorias, col y tomate natural, más una salsa que le aporta un ligero sabor picante.                                                       
    Garbanzos de Pedrosillo
                                         
  • Las carnes, el chorizo, la morcilla, las puntas y el hueso de caña, con su correspondiente tuétano. Un disfrute para todos los sentidos.Carnes, chorizo, morcilla, puntas, hueso de caña
Otro de sus platos estrella son los callos a la madrileña, su receta es la tradicional, tarda tres días en prepararlo jugando con distintas cocciones para conseguir que el callo esté cremoso.

Es recomendable, sobre todo para los golosos,  dejarse un hueco para probar alguno de sus postres, como el tiramisú, definido por Michele como etéreo y algo más ligero que el tradicional; o la tarta de queso gouda ahumado.

Su bodega es sorprendente, como Michele es un enamorado de los champanes, cada paso lo acompaña con una copita de Palmer, un champán originario de Reims; o con una copita de un gran cava Cremona. Destacan también los Riojas, Riberas, Somontano y algunos vinos de autor.


Información

Información

Preparación del cocido y los callos paso a paso

Michele nos explica la preparación de estos dos platos típicos madrileños en el siguiente vídeo.





Una foto para recordar con Michele y Goyo González (presentador de Telemadrid)
Foto con Michele





Blogs recomendados

SÍGUEME: